Jan 19, 2016

Por qué me gusta el Despertar de la Fuerza



Antes de empezar a hablar de la secuela, echemos un ojo a la trilogía original.
Hay varias razones  por las que Star Wars es lo que es. El principal, en mi opinión, es que en aquella época no había nada parecido. Hoy en día es más difícil hacer un clásico con la cantidad de estrenos que hay, pero estamos hablando de la primera "Space Ópera", es decir, épica en el espacio. Por supuesto que destacó del resto.  Era algo NUEVO ( y encima con esa banda sonora).

La segunda es que el cine de entretenimiento ha ido decayendo con los años. Películas como Regreso al Futuro o Indiana Jones no abundan hoy en día (incluso aunque se trate de la misma franquicia, como es el caso de la más que cuestionable Calavera de Cristal), con lo que lo único que podemos hacer es mirar atrás con nostalgia.
Este es el principal motivo por el que me gusta el Despertar de la Fuerza, salí del cine con la sensación de ver una peli de las de antes, con buenos personajes, mucha aventura, sin abuso de efectos por ordenador, momentos divertidos...

Por supuesto tiene sus fallos. Lo que menos me gustó es que dejan demasiado de lado el trasfondo. Tan sólo nos dan algo de información de lo que ocurre en el universo de Star Wars en los últimos 30 años. Confío en que esas dudas se resuelvan en las siguientes entregas (sobre todo acerca de Luke, su escuela Jedi y Kylo Ren, así como la situación política de la galaxia tras los hechos del episodio VI), pero un poco más de información habría ayudado al espectador a situarse en el momento histórico de este universo fantástico.



En cuanto al arranque, el hecho de que sigamos a los Stoortroopers al principio de la película me encantó. Estos soldados hacían poco más que disparar (y morir) y pasearse de un lado en las otras entregas. Pero aquí parecen bastante intimidantes, la escena del aterrizaje me recordó al de la película Aliens, marines preparados y entrenados para el combate descendiendo sobre sus presas. Cuando que Finn se agacha a socorrer a un compañero herido da una muestra de individualidad que no habíamos visto hasta el momento en los Stoormtroopers. El personaje de Finn nos muestra una vez más que el lado oscuro y la luz no está separados por una barrera infranqueable. Además es un personaje divertido, que se ve arrastrado por las circunstancias y  hace lo que puede.
Sin embargo identificamos a Rey con la luz desde el primer momento, ya que tiene enormes parecidos con Luke que no voy a enumerar por evidentes.
Rey es un personaje atractivo desde que la vemos aparecer. Es ágil y fuerte y llena de recursos,  con un fuerte sentido de la justicia, y sobrevive en un mundo hostil por sus propios medios.



Me gusta mucho la relación de entre Finn y Rey. Si bien en las precuelas los personajes nos contaban sus relaciones pero no se sentían (Obi-Wan y Ánakin se llaman amigos pero lo que percibimos por los diálogos es algo distinto, se tratan mal y se respetan poco, un truño de amistad), la relación de los nuevos personajes se siente real. Después de todo, Rey es la primera persona que conoce Finn como individuo, y Finn es quien ayuda a Rey a escapar de su vida e Jabuu. Lo mismo ocurre con Poe y Finn, apenas comparten tiempo juntos, pero podemos entender el aprecio mutuo que sienten.

 Lo cierto es que se podría considear al Despertar como una suerte de "reboot".  Si le enseñamos la trilogía clásica a alguien que nunca la vió en su infancia es posible que la encuentre desfasada y no entienda el por qué todo el revuelo con estas películas. Lo que J.J Abrahams hace con Star Wars es similar a lo que ya hizo con Star Trek, volver a reconstruir esos mundos fantásticos al estilo del siglo XXI, pero intentando mantener aquello que ha tenido a generaciones enganchadas a estas sagas, y creo que lo ha hecho con notable éxito.
Si bien puede parecer que es una película "probeta", por decirlo de alguna forma, en la que unos señores han analizado las anteriores películas troceándolas y pegando las cosas que ellos creían que hacían a Star Wars el fenómeno que es (otra estrella de la muerte, BB8, el arquetípico Viaje del Héroe, un villano en la sombra y un largo etcétera), también vemos algunas muestras de originalidad (Kylo es lo que nunca fue Anakin en las precuelas, más creíble y desprecieble) y unos personajes bien articulados con los que podemos identificarnos enseguida .

Y es por esto que me parece que Star Wars VII es una película bien ejecutada, que se siente que está dentro del universo creado por Lucas décadas atrás, y que respeta aquello que nos enamoró entonces.
También es cierto que considerando a las precuelas, lo tenían bastante fácil para devolvernos la ilusión